Cómo orientarse en la montaña

Los montañeros solemos pecar de atrevidos en más ocasiones de las que nos gusta reconocer. En el momento de salir a la naturaleza nos solemos preocupar por nuestro equipo, nuestra ropa o la comida, pero, en ocasiones se nos pasa por alto lo importante que es saber cómo orientarse en la montaña y lo extremadamente necesario que es.

brujula para orientarse en la montaña

Si te paras a pensar, ¿en cuantas de tus salidas te llevas una brújula y un mapa a la montaña? Seguramente tu respuesta sea que pocas o ninguna y tal vez estés pensando que no lo necesitas. Puede ser que no nos hagan falta estas herramientas, de hecho, hay formas de orientarse en la naturaleza sin instrumentos y en esta guía las vamos a analizar.

Aprender y conocer las formas básicas de orientación a través de elementos de la naturaleza, es una de las mejores decisiones que un aficionado al monte puede tomar. No siempre vamos a tener un GPS o un mapa y por ello, el conocimiento de estas técnicas es tan importante, pues siempre irá con nosotros.

Trucos para orientarse en la montaña

El ser humano lleva, desde su aparición en este planeta, orientándose a través de los elementos que encontramos en el entorno natural, el sol, las estrellas o la flora, pueden indicarnos el camino correcto si somos capaces de entender sus señales. No hablo de nada mágico, hablo de naturaleza. A continuación te cuento algunos de esos elementos:

1 Ver donde crece el musgo en los Arboles

El musgo y los líquenes son una brújula natural que nos indica el norte si sabemos mirar. En los troncos de los arboles crece, con bastante frecuencia, el musgo, pero curiosamente es mucho más abundante solamente en un lado concreto del árbol. Ese lado del tronco cubierto de musgo nos señalará la dirección norte si nos encontramos en el hemisferio norte. ¡una autentica brújula natural!

2 Las telas de araña

Estos pequeños insectos nos van a ayudar a orientarnos ya que suelen tejer sus redes en el lado sur de los árboles. Es cierto que nos es un método inequívoco, pero puede ayudarnos a situarnos en un momento determinado.

3 La salida y puesta del sol

En el colegio nos enseñaron que el sol sale por el este y se pone por el oeste. De esta forma tendremos una referencia de estos dos puntos cardinales, aunque nos es exacto en todas las épocas de año (solo en los equinoccios), sí que nos ayudara a orientarnos.

4 La estrella guía

Si nos encontramos en la noche y tenemos la suerte de que el cielo esté despejado, podemos guiarnos con las estrellas. En nuestro hemisferio, el norte, la estrella polar indica siempre la dirección norte. Para situarla, debes buscar una estrella brillante que se sitúa entre la constelación de Casiopea, que tiene forma de w y la constelación de la Osa Mayor (el carro), que tiene una forma de cazo.

5 Ve hacia abajo

Si estás completamente perdido en una montaña y no eres capaz de orientarte, la mejor opción que puedes tomar (como norma general) es bajar siempre. De esta forma tenemos muchas más posibilidades de encontrar un pueblo, fincas, casa y gente, que te ayudarán.

Cómo orientarse en la montaña con brújula

Las brújulas son unos objetos muy útiles para cualquier senderista o montañero, si crees que el móvil es un buen sustituto de la brújula, siento decirte que estás equivocado. Una brújula no se queda sin batería y, si es de calidad, aguanta más trotes que tus rodillas. Estos artefactos nos marcan de manera clara el norte magnético y nos pueden ayudar para encontrar el camino correcto en una situación de desorientación.

En ella podemos ver los puntos cardinales y si disponemos de un mapa, sabrás exactamente el punto en el que estás. Si buscas un elemento característico de la orografía, como un pico, una laguna, un barranco, un río, etc., en el mapa y utilizas la brújula para hacer coincidir el norte del mapa y el que nos indica la brújula, estarás plenamente situado.

Cómo orientarse en la montaña sin brújula

orientarse con las estrellas en la montaña

Cuando no conocemos la zona y avanzamos a lo loco, es fácil que en un punto de la ruta nos preguntemos dónde estamos y eso querrá decir que estamos bien perdidos. Sin mapa y si brújula es difícil orientarnos, pero no imposible. Desde luego no vas a saber el lugar exacto en el que te encuentras, pero podemos averiguar los puntos cardinales y tomar la dirección que sea más conveniente.

Para ello me remito a los trucos que hemos mencionado en esta guía y que se basan en entender y analizar los elementos de la naturaleza para determinar las direcciones. Es este caso las estrellas, el sol y la flora, van a ser tu mejor aliado para orientarte en la naturaleza.

Esta información es sólo una guía con conceptos útiles que he ido aprendiendo con la experiencia en el monte. Si quieres prepárate de manera concisa y por profesionales, existen multitud de cursos en federaciones y clubs de montañismo, donde pueden prepararte de forma completa para tus salidas a la naturaleza.