Cómo acampar en la montaña 7 consejos

A la hora de ir a la montaña es importante tener las cosas lo más claras posible, si estás organizando una acampada en plena naturaleza, te contamos algunos consejos que deberías tener en cuenta para saber qué hacer y cómo prepararte para tu siguiente aventura, nosotros te contamos cómo acampar en la montaña para que tu experiencia sea la mejor.

tienda de campaña para acampar en la montaña

Para acampar en la montaña existe varias opciones, como el vivac, pero la más habitual es hacerlo con una tienda de campaña. Además de ella vamos a necesitar una serie de herramientas y accesorios para garantizar, en la medida de lo posible, nuestra seguridad y comodidad en un entorno natural.

Guía para acampar en la montaña

Te vamos a explicar los pasos más importantes que debes tener en cuenta en la organización y preparación de tu acampada, son las cuestiones más habituales y vamos a resolverlas de la forma más clara y sencilla posible.

1 Define la ruta de montaña

El primer paso que debes dar es bastante lógico: decidir dónde quieres practicar tu acampada, es decir, a que entorno natural quieres ir. Para localizar una buena ruta es muy común que los usuarios realicen búsquedas en internet o en foros para decidirse por un lugar concreto y dónde se puede realizar esta actividad. Otra opción puede ser que ya conozcas la zona y tengas perfectamente localizado el lugar para montar tu campamento. Otra buena opción es preguntar a algún amigo que también sea aficionado a la naturaleza y que te diga sus lugares favoritos para la acampada. Cuando estés buscando la mejor opción en internet, es importante que prestes atención a los grados de dificultad de las rutas y escoger el más adecuado para ti y para tu grupo.

2 Prepara tu equipamiento

Este paso es uno de los más importantes que debemos conocer: llevar el material y el equipo necesario a la montaña es indispensable para tener la mayor seguridad posible allí arriba.

  • Tienda de campaña
  • Mochila de montaña
  • Saco de dormir
  • Ropa adecuada
  • Linterna
  • Móvil o GPS con batería
  • Kit básico de montaña para urgencias
  • Comida
  • Agua

3 Respeta el entorno natural

El 99% de los aficionados a la montaña cuidan y respetan el entorno natural, eso lo tengo comprobado, pero es importante mencionar este punto para tener claro qué tenemos que hacer en el monte. La regla más básica y la que mejor funciona es muy simple:

Trata de dejarlo todo igual que estaba antes de llegar

También es preciso que sepas que en España existen regulaciones para las actividades en la naturaleza y no en cualquier sitio se puede acampar (en mi opinión, algunas de estas normas son absurdas, pero son las que tenemos… de momento). Si tienes dudas y quieres estar seguro al 100, puedes contactar con los agentes forestales de la zona y realizar tu consulta, eso ya depende de ti.

Otra norma básica y muy importante es la de hacer fuegos, evítalos en la medida de lo posible, así te ahorraras problemas y en el caso de que estén permitidos, hazlos con sentido común, a una distancia de no menos de 50 metros de zonas arboladas. En caso de alguna urgencia, llama al 112 inmediatamente.

4 Elige el lugar adecuado para tu tienda

Cuando tu jornada de trekking o senderismo haya finalizado y decidas buscar el mejor lugar para instalar tu tienda de campaña, ten en cuenta estos consejos:

Dedica unos minutos a observar la zona en la que quieres acampar, no importa lo cansado que estés, no importa si hace frio, si llueve o nieva, tomate unos minutos para decidir correctamente el lugar donde poner la tienda.

En la medida de lo posible, escoge una zona elevada para acampar, de esta forma vas a despertar con unas vistas panorámicas espectaculares; va a soplar más viento, pero ese viento va a hacer que no te molesten los mosquitos por la noche; va a ser una zona menos húmeda que una umbría y esto se agradece. Por otra parte, si es pleno invierno y las temperaturas son bajas, busca la cara sur de la montaña para resguardarnos del viento del norte, que suele ser más frío.

Allana el suelo todo lo que puedas, intenta evitar zonas con piedras grandes o dedícale unos minutos a quitarlas, tu espalda te lo agradecerá esa noche.

Sitúa la puerta de la tienda en dirección al este (siempre que sea posible), de esta forma los primeros rallos de sol darán en tu tienda y te empezara a calentar el cuerpo.

5 Lleva comida adecuada para la montaña

Las dos claves para mantenerse sano en la montaña son: controlar la temperatura corporal y tener la energía suficiente para avanzar. La primera ya la hemos visto en el equipamiento, ahora nos centramos en la segunda (la comida). Lleva contigo comida que te proporcione energía y a ser posible que no ocupe mucho espacio, hidratos de carbono como (pasta, barritas, galletas, etc.) son buenas fuentes de energía; azúcar (geles, dulces, chocolatinas, etc.) te van a alegrar la aventura. Pero no te obsesiones con comida liofilizada, geles, electrolitos, bla, bla, bla. Lleva cosas que te gusten y te aporten energía, vamos a la montaña a disfrutar, no a hacer dieta. Si te gusta el embutido o el queso, no tiene nada de malo. Por cierto, ¡no te olvides del agua!

6 No olvides el protector solar

Este es el punto en el que más solemos fallar. Se nos suele olvidar la importancia de cuidarnos de los rallos solares y después aparecemos en casa con la cara más roja que un tomate. Es importante proteger nuestra piel del sol de la montaña (ya sé que es el mismo que el de la playa y la ciudad) porque estaremos expuestos a la radiación todo el tiempo. Aplícatelo regularmente en la cara y cuello y se generoso con la cantidad. Existen protectores de absorción rápida, así que no busques excusas y ponte protector en la cara.

7 Disfruta la aventura

Para muchos de nosotros, acampar en la montaña es uno de esos momentos de felicidad y libertad, pero es importante tener cierta planificación para disfrutar la aventura al máximo. Por supuesto no podemos tenerlo todo controlado, ya que la montaña siempre nos sorprende y nos pone a prueba, pero es mejor ir preparado para todo.

Dormir en la tienda de campaña

Irnos de acampada es una experiencia fantástica, pero uno de los factores clave para que esto sea así, es poder descansar de manera adecuada. En este sentido, dormir en la tienda de campaña es la clave para conseguir ese descanso que nos permita continuar con nuestra ruta por la montaña.

Lo último que queremos en nuestra aventura es malestar, dolores de espalda o molestias provocadas por dormir mal. Para evitar esto es importante preparar todo lo que necesitamos para pasar la noche en el monte:

  • Una esterilla gruesa o un colchón hinchable, hará que nos sintamos, casi, como en nuestra propia cama.
  • Una almohada pequeña, este elemento puede parecer poco necesario pero tu cuello lo agradecerá. Si no quieres llevar, siempre puede enrollar algo de ropa y meterla en la funda del saco de dormir para “hacer” una almohada.
  • Un saco de dormir adecuado para la climatología que vas a encontrar. No vas a necesitar el mismo saco para una acampada en verano que para pasar la noche en la montaña en pleno invierno.
  • Un plástico para asilar el suelo y evitar la humedad y el relente de la noche. Si tu tienda es de buena calidad no lo necesitarás, pero si es una tienda de campaña económica, debes reforzar su aislamiento con algún material impermeable.

Combatir acampar con frío

Debes tener en cuenta la temperatura que prevés encontrarte en la montaña para tener un equipo adecuado. El frío en plena naturaleza es una de las cosas que debemos combatir a la hora de acampar. Puede llegar a sentirse muy intensamente en la noche y tener ropa y materiales térmicos en tu equipo de acampada es una decisión más que acertada.